Google Website Translator Gadget

lunes, 24 de enero de 2011

Viaje por el organismo, una realidad


Un grupo de científicos ha diseñado el barco más pequeño del mundo (unos 50 nanometros de diámetro). Este vehículo puede viajar por los vasos sanguíneos sin ser rechazado ya que está cubierto de una capa lipídica muy similar a la que rodea a las células de nuestro cuerpo.
Al ver este diseño, a científicos de la Universidad de California junto a compañeros del MIT (Instituto tecnológico de Massachusetts) se les ocurrió incluir en la cubierta de lípidos la proteína F3, que solo se une a las células cancerosas. Cuando la embarcación se adhiere a la célula cancerígena le inyecta distintos productos que lleva el barco, como un fármaco contra el cáncer, óxido de hierro, y puntos cuánticos (nanoestructuras que pueden transformar la luz). El fármaco actúa directamente contra el cáncer, mientras que los otros dos elementos nos permiten observar el cáncer mediante diversas técnicas. El óxido de hierro permite que el cáncer se pueda observar mediante una resonancia magnética y los puntos cuánticos mediante fluorescencia (una técnica más precisa). Con estas observaciones los médicos pueden saber exactamente donde está el cáncer a la hora de extirparlo y así no dañar el tejido sano.
Por ahora, solo ha sido probado en ratones, aunque los resultados no han sido publicados todavía.
¿Quién sabe, si con el paso de los años, en vez de tomarnos una pastilla nos tomaremos un minibarco que combata la enfermedad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario